Historia de las Divisiones Panzer en la Segunda Guerra Mundial


Cuando las autoridades alemanas decidieron en 1933 la construcción de un carro de combate, ordenaron el desarrollo del “Kleintraktor” (un vehículo blindado de entre 4 y 7 toneladas de peso). Pero disfrazaron el proyecto como el de un tractor agrícola dotado de cadenas, denominado (Landwirtschaflicher Schlepper, LaS), ya que el Tratado de Versalles del 28 de Junio de 1919, que ponía fin a la Primera Guerra Mundial, prohibía a Alemania la fabricación de carros de combate. 15 de estos vehículos sin torre ni superestructura, fueron construidos y usados en las escuelas de instrucción del incipiente ejército aleman. Todos ellos fueron presentados por Guderian a Adolf Hitler en Abril de 1934.

El Panzer I entró en combate por primera vez durante la Guerra Civil Española (1936-1939), donde dieron servicio unas 100 unidades dentro de la “Legión Condor” (Panzerabteilung 88) en el bando de los “nacionalistas” del general Franco. Los Panzer I resultaron superados por los tanques soviéticos T-26 y BT-5 suministrados por Rusia al bando de los “republicanos”. El Alto Mando Alemán aprovechó la oportunidad de la Guerra Civil Española para examinar y probar sus nuevas armas y tácticas de la Blitzkrieg (La Guerra Relámpago).

El Panzer I fue el primer carro alemán en ser producido en masa (818 ejemplares de julio de 1934 a junio de 1936). Se distribuyó a las unidades a partir de septiembre de 1934. Su escaso blindaje únicamente ofrecía protección frente a pequeñas armas de fuego, y sus dos ametralladoras gemelas sólo estaban a la altura de unidades de infantería, resultando completamente inútiles en combate.

Fue diseñado como vehículo de instrucción y utilizado en misiones de entrenamiento y reconocimiento para una tripulación de dos hombres (conductor y comandante artillero). Debido a sus limitaciones no podía tener un puesto en el campo de batalla, y en 1939, ya había cesado su producción. A pesar de todo el 1 de septiembre de 1939 había un total de 1.445 Pz.Kpfw.I disponibles en el Ejército alemán, y fue utilizado en masa durante la invasión de Polonia. A partir de entonces iría siendo poco a poco retirado de las Divisiones Panzer, participando en las campañas de Francia, Dinamarca, Noruega e incluso Norte de Africa. En junio de 1941 durante la operación Barbarrosa sólo se enviaron a Rusia unos 160 Pz.Kpfw. I.

El Panzer I sirvió como carro de combate ligero hasta 1942, y como excelente tanque de entrenamiento de las dotaciones Panzer, para las que se convirtió en su primer vehículo blindado antes de la entrada en servicio de los Panzer II, III y IV.

Se fabricó principalmente en dos versiones muy parecidas; el Ausf. A (1934) y el Ausf. B (1935) que tenian diferentes motores y suspensiones. Las versiones C/D/F nunca entraron en plena producción. Quedaron como prototipos o en fase de construcción experimental. Este tipo de vehículos son los reseñados con las iniciales VK (Versuchskonstruktion).

La carrocería fue utilizada para muchas conversiones: Tanques de mando, artillería autopropulsada e incluso anti-tanques.