Historia de las Divisiones Panzer en la Segunda Guerra Mundial

 

Sd Kfz 7/2

Cuando a finales de 1942 los alemanes abandonaron la producción del semioruga 5 t Sdkfz 6, se pensó inmediatamente en trasladar sus configuraciones al más poderoso de 8 t, apareciendo las primeras versiones a comienzos de 1943.

El armamento que mejor optimizó el rendimiento de este tractor fue el cañón de 3,7 cm Flack 36. Desarrollado a partir del modelo anterior, el Flak 18, ofreció dos versiones y una configuración posterior denominada 3,7 cm Flak 43/1, que resultaría muy versátil, pues además de este semioruga también fue montado en los más diversos vehículos alemanes de su tiempo: el Flakpanzer IV Möbelwagen, el Flakpanzer IV Ostwind, los semiorugas Sdkfz 7 y el Wehrmatchs-Schlepper, así como en los camiones Bussing Nag 4500 y Daimler Benz L4500A. Aparte de los camiones, el Flak 36 solamente fue instalado en el semioruga de 8 t.

El equipo óptico más primitivo instalado en el Flak 36 fue el Flakvisier 35, aunque también fue el que más se fabricó, utilizándose hasta el final de la guerra. El inconveniente más importante de este sistema radicaba en la necesidad de ser manejado por dos operarios, uno como tirador y el otro como artillero. Mientras que el primero seleccionaba los objetivos y apuntaba, el segundo cuadraba el cañón respecto a las manipulaciones del tirador, mediante un sistema parecido al de los colimadores de los aviones, y disparaba el arma.
Posteriores mejoras y nuevos tipos de ópticas permitieron aunar las funciones de tirador y artillero en una sola, como el nuevo Flakvisier 37 montado sobre las piezas de 3,7 cm y el Flakvisier 38, instalado generalmente en los cañones de 2 cm, tanto de configuración simple como cuádruple. Estos equipos ópticos fueron los más avanzados de su tiempo, siendo la base sobre la que evolucionaron los sistemas antiaéreos modernos. En 1947, los británicos estudiaron la posibilidad de acoplar el Flakvisier 38 a su cañón Bofors.

El vehículo protagonista de este artículo casi siempre aparece en las fotos con el Flakvisier 35, incluso también en algunos ejemplares de cabina blindada. La siguiente versión del cañón nos viene dada por la necesidad, pues se trata de eliminar parte del antiguo sistema Flakvisier 35 y montar el Flakvisier 37, conservando el asiento plegable del tirador y algunos de sus sistemas mecánicos. Por último, disponemos de una versión posterior del Flak 37 que resulta simplificada con la eliminación de todos sus elementos superfluos. Esta configuración es la más rara, pues solamente aparece en algunos ejemplares de 8 t con cabina blindada y alguna pieza de arrastre, debido a que se abandonó su construcción en beneficio del nuevo Flak 43.