Historia de las Divisiones Panzer en la Segunda Guerra Mundial

Reinhard Tristan Heydrich nació en 1904 en Halle; su padre era músico. Heydrich pronto tuvo contacto con círculos de la derecha radical y no tardó en convertirse en partidario de su ideología de raza. En 1922 se alistó en la Marina del Reich en Kiel, de la que fue expulsado en 1931 debido a su “conducta deshonrosa”, es decir, por mantener relaciones con la hija de un superior de la Marina. En ese mismo año se afilió a la NSDAP y a las SS, convirtiéndose en uno de los favoritos de Heinrich Himmler. En julio de 1932 ya se había convertido en Standartenführer de las SS y a partir de 1933, en calidad de Oberführer de las SS, fue director de la Sección Política de la Dirección de la Policía de Munich.

Entre 1933 y 1934, Heydrich, fiel seguidor de la política de Himmler, promovió la unificación de la Policía Política, en 1936 se convirtió en el jefe de la Policía de Seguridad y del Servicio de Seguridad para todo el Reich. En 1939 Heydrich se hizo cargo de la dirección del RSHA en el que, por orden de Himmler, habían sido centralizadas la Oficina estatal de la Policía de Seguridad (Gestapo y Policía de Investigación Criminal) y la Oficina de Seguridad del partido, y desde el cual fueron dirigidos todos los órganos oficiales y secretos de la policía y de seguridad del Reich. Heydrich participó de manera decisiva en la planificación y la puesta en práctica de la “solución final”: ordenó la “concentración” de los judíos polacos en ghettos, así como la organización de las deportaciones en masa al así llamado Generalgouvernement (= zonas ocupadas en Polonia, administradas por el gobierno del Reich), de los judíos procedentes de las partes de Polonia anexionadas al Reich, de Alemania y de Austria. Después de que el Ejército alemán atacara la Unión Soviética, el 31 de julio de 1941, Göring le pidió que se hiciera cargo de los preparativos necesarios para una solución global y definitiva del problema judío, en aquellos territorios europeos sobre los que Alemania ejercía de alguna manera su poder. En este mismo marco y bajo el mando de Heydrich, el 20 de enero de 1942, tuvo lugar la conferencia de Wannsee, en la que altos funcionarios del nacionalsocialismo debatieron las medidas a tomar para una solución final del problema judío.

Heydrich, que desde septiembre de 1941 ejercía de protector suplente del Reich de Bohemia y Moravia, en un atentado en mayo de 1942 fue gravemente herido por guerrilleros checos exiliados, falleciendo pocos días después a causa de sus heridas. Como contrapartida las SS ocuparon el pueblo checo de Lidice y asesinaron a todos sus habitantes masculinos mayores de 16 años, haciendo otro tanto en Praga, donde ejecutaron a 1.331 checos, entre ellos a más de 200 mujeres.