Historia de las Divisiones Panzer en la Segunda Guerra Mundial

Krupp L2H143 (Kfz.69)

Cuando Alemania empezó la movilización de los militares tras la toma del poder de Hitler en 1934, el departamento armamentístico de la Wehrmacht inició la campaña de transformar los vehículos civiles en militares. El camión ligero (carga máxima 1,5t) que se eligió fue el L2H43 de la compañía Krupp. Popularmente conocido como “Boxer” por su motor de 4 cilindros refrigerado por aire, el L2H43 se fabricó en serie a partir de 1933. Este camión podía transportar tanto soldados como artillería ligera y estaba equipado con un sistema de suspensión independiente 6×4 con tracción a las 4 ruedas y alcanzaba hasta los 70km/h. En 1936, los caballos de vapor se aumentaron de 55 a 60 aprovechando el desarrollo de la nueva versión L2H143.

En esta versión se aplicaron muchas mejoras y hubo varios modelos diferentes, como el vehículo para tropas Kfz.70. Se designaban con “Kfz.” seguido de un número para indicar que se trataban de vehículos militares de transporte (los Kfz. 1-30 se referían a los coches de pasajeros, mientras que los Kfz. 31-100 eran camiones). El modelo conocido como Krupp Protze Kfz.69 se diseñó para remolcar un cañón antitanque PAK 35/36 3,7cm y tenía espacio para un conductor y 5 artilleros. A ambos laterales del Protze podían colocarse cajas de municiones. “Protze” era el término alemán militar que se utilizaba para describir el vehículo delantero de un tren de artillería arrastrado por un caballo. Tal vehículo se utilizaba para transportar munición y un artillero, con un cañón enganchado en la parte trasera. Desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el Krupp Protze Kfz. 69 se utilizaba como el equipo estándar de las divisiones de artillería antitanques y protagonizó un papel muy activo en los frentes de Francia, Polonia, los Balcanes y Rusia.

Tripulación : 2 Hombres
Peso : 4,6 Toneladas
Motor : Krupp M 304 (60cv)
Blindaje : 8 mm
Autonomia : 330 Km en carretera – 250 Km en terreno