Historia de las Divisiones Panzer en la Segunda Guerra Mundial

Isoroku Yamamoto, nació como Isoroku Takano, en Nagaoka el 4 de abril de 1884. Fue el sexto hijo de un director de escuela, pero fue adoptado poco después por la familia Yamamoto.

Inició su carrera de las armas en la Academia Naval Japonesa. Una vez graduado como guardiamarina, participó en 1095 en la Guerra Ruso-Japonesa en 1905. Durante la Batalla de Tsushima sirviendo a bordo del buque insignia Mikasa, resultó herido por una granada de artillería que acertó en el acorazado.

En 1919 deja el Japón para ir a estudiar en la Universidad de Harvard, donde estuvo hasta 1921 cuando se graduó y regresó al Japón.

Siguiendo su carrera militar, sirvió como Agregado Naval durante los años 1926 y 1927 en la embajada japonesa en Washington, donde se mantuvo hasta el año 1936 al ser nombrado Viceministro de Marina. Justo antes de iniciarse la guerra, en 1941, fue nombrado Comandante en Jefe de la Armada Japonesa.

Conociendo el poder industrial de los norteamericanos, Yamamoto se oponía a la guerra con Estados Unidos, aunque estuvo obligado a planificar las estrategias navales para vencer al enemigo. Planificó un primer ataque a Pearl Harbor, con el fin de paralizar a las fuerzas estadounidenses en el océano Pacífico. El ataque sorpresa devastó la base de la flota estadounidense en el Pacífico de Pearl Harbor, aunque no se logró el principal objetivo, que era destruir los portaaviones de la flota americana, pues por causas del destino en esos momentos se hallaban en el mar. Al finalizar la batalla dijo a su Estado Mayor, “Me temo que hemos despertado a un gigante que debe estar lleno de deseo de venganza”.

Yamamoto sabía que después del ataque de Doolittle a Japón, era necesario librar una batalla decisiva y preparó los planes para librarla en Midway. Unos 130 buques fueron alistados sin embargo, un poco por suerte, fue derrotado en la que sería el punto de quiebre de la guerra para Japón.

Durante la campaña de las Salomón, su avión, un bombardero Betty, fue emboscado, el 18 de Abril de 1943, por una escuadrilla de cazas bimotores P-38, en Bougainville. Los aviones fueron enviados después de interceptar el tráfico japonés anunciando el vuelo de inspección de Yamamoto. Todos los ocupantes del avión resultaron muertos.

La muerte de Yamamoto, de 59 años, fue un golpe moral sin precedentes para Japón. El más brillante estratega japonés, había muerto y al Imperio del Sol Naciente le esperaban las peores horas de su historia.